Tencho El Rockstar demostrando el esencial e inigualable “sit-stay”.

Cuando empiezas a entrenar a tu perro, aunque sea obediencia básica, si es la primera vez que lo haces puedes descubrir ciertas frustraciones. 

Si es tu primer perro o es la primera vez que intentas entrenarlo de alguna manera, toma tiempo entender cuál es la mejor manera de comunicarte con él. 

Hay varias técnicas. Con los años se ha descubierto que la más efectiva es aquella que se basa en recompensa. Esta consiste, fundamentalmente, en dar un premio cuando se cumple un comando. De esta forma el comando se convierte en una promesa de premio, y el perro estará deseoso de cumplir tus órdenes. Pero, ¿qué pasa cuando no obedece?

Hay quienes practican algo que llaman “entrenamiento balanceado”. Esto consiste en premiar la obediencia con galletas o alguna golosina, y en castigar la desobediencia con reprimendas verbales o contacto físico. Sin embargo, aquí surge un error que podría arruinar tus esfuerzos:

1. Envenenar los comandos

Si después de que se le dá un comando el perro recibe o un premio o un castigo, le estamos dando señales contradictorias. Eventualmente, generarás mucha ansiedad en él cada vez que des un comando, ya que no tendrá claro qué va a recibir.

Sí, siempre querrá el premio, pero con los castigos que haya recibido después de un comando fallido (que, por cierto, él no se enteró de haber fallado al comando, solo que después del comando hubo una reprimenda), no sabrá qué esperar. 

A esto es a lo que los expertos se refieren con “envenenar el comando”. Es mejor que ignores la desobediencia (cuando das un comando) y que lo vuelvas a intentar un momento después. Si el comando es “venga” y no se mueve, no te acerques y le tironees para que lo haga. Espera un momento, acércate un poco, haz el ejercicio más fácil, muéstrale el premio y repite el comando. Premialo cuando obedezca. Asegúrate que asocie el comando con algo positivo siempre, y entonces te asegurarás avanzar en su entrenamiento. 

Por cierto, cuenta con nosotros para darle los premios más sanos e irresistibles. ;)

 

Fuente: Dogs Naturally Magazine


GuauBox es la primera repostería artesanal para perros en Guatemala.
Todos nuestros productos son 100% naturales y seguros para perros, elaborados con ingredientes frescos y de la mejor calidad.
Conoce nuestros Combos, pasteles, pupcakes y galletas.

Comment