Tencho adormitado

No debemos olvidar que, como cualquier ser vivo, los perros también son vulnerables a enfermedades. Muchas de estas no representan un peligro significativo en sí mismas, pero algunas pueden exponerlos a infecciones más serias e incluso fatales; la influenza es una de estas.

Sí, a los perros también les da gripe. Quizá algunas vez has escuchado estornudos o has notado un exceso de producción de moco, estos son los síntomas más comunes de la gripe. Igual que en las personas la gripe es una infección que afecta principalmente el sistema respiratorio, y la manera en la que el cuerpo la combate es intentando expulsar a los agentes extraños.

Hay gripes de gripes

La gripe es consecuencia de una infección del virus de la influenza (virus A). Sin embargo, hay varios tipos de “virus A”, cada uno con particularidades que lo hacen más o menos peligroso; no todos afectan a todas las especies.

Los virus se clasifican por su composición molecular. En años recientes la Asociación Americana de Médicos Veterinarios (AVMA por sus siglas en inglés) alertó sobre dos cepas del virus A, a las que los perros son vulnerables, que se habían detectado en EEUU. En 2004 se identificó la H3N8 en Florida, y desde entonces se ha encontrado en varios estados. En 2015 se detectó un brote de H3N2 en la ciudad de Chicago. Fue la primera vez que se reportó una infección de este tipo de virus “A” fuera de Asia, único continente donde se había reportado hasta entonces..

Cualquier brote de una nueva cadena viral representa un riesgo porque los sujetos no están biológicamente preparados para enfrentarlo. Esto provoca síntomas más severos que a la vez representan un riesgo más alto de contraer una infección secundaria.

Hasta ahora no se han reportado casos en Guatemala, pero es mejor estar enterados.

 

¿Cómo se contagia?

  • Contacto directo con un perro infectado. Principalmente a través de las secreciones nasales, pero también por medio de ladridos y estornudos.

  • Contacto con objetos o personas contaminadas. El virus no sobrevive al intemperie mucho tiempo, sin embargo el contacto con personas, kennels, platos u otros accesorios contaminados representan un riesgo alto de contagio.

 

¿Los gatos la pueden contraer?

Sí. En 2016 se reportó que un grupo de gatos en un albergue de Indiana, EEUU, se contagió de influenza canina (H3N2). Estos presentaron síntomas de enfermedad respiratoria, como secreción y congestión nasal.

 

¿Cuáles son los síntomas?

La infección puede provocar malestar medio o severo. Algunos perros contagiados no presentan síntomas, pero igual son contagiosos (solamente el 80% presentan síntomas).

Los síntomas más comunes son:

  • Tos persistente

  • Mucosa espesa

  • Fiebre

En ocasiones se ha reportado:

  • Letargo

  • Secreción en ojos (“cheles”)

  • Falta de apetito

 

Transmisión

  • El virus es muy contagioso, casi todos los perros expuestos serán infectados.

  • Los perros infectados son más contagiosos durante los dos a cuatro días del período de incubación. Durante esta etapa expulsan el virus por las secreciones nasales y no muestran síntomas. 

 

Prevención

  • Para reducir el riesgo de propagación se debe aislar a los perros enfermos o muestren síntomas de enfermedad respiratoria. Los períodos de cuarentena varían según la cepa de infección:
    • H3N2 - 21 días de aislamiento  
    • H3N8 - 7 días de aislamiento
  • Buenas prácticas de sanitización. Constante limpieza y lavado de manos, utensilios y kennels compartidas. Los desinfectantes comunes matan o inactivan efectivamente al virus.

  • El virus de influenza no sobrevive más de 48 horas en el ambiente.

 

Vacunación

  • En EEUU hay vacunas disponibles para ambos tipos de influenza.

  • La vacuna se recomienda para perros que llevan un estilo de vida muy social, con mucho contacto con otros perros.

 

Tratamiento y recuperación

Estas cepas de influenza no representan un peligro muy serio en sí mismas si se tratan adecuadamente. La mayoría de perros se recuperan en el curso de 2 a 3 semanas con acompañamiento veterinario. El peligro de la enfermedad se incrementa en casos de infecciones bacterianas secundarias, neumonía, deshidratación y otros factores (como embarazo, perros inmunosuprimidos o enfermedades respiratorias preexistentes).

La tasa de mortalidad es baja (menos del 10%).


Para más información visita el sitio web de la AVMA.

Dale like a Tencho y sigue sus aventuras.

Para más artículos sobre el cuidado de los peludos, visita nuestro blog Perroterapia.

Comment