Tencho el Rockstar en una demostración en vivo del individual GuauBox. Encuéntralo en nuestros accesorios.

La importancia de los horarios y el lugar de comida

La alimentación es, quizá, el cuidado más básico al tener una mascota ─junto con las salidas al baño, pero podríamos decir que están íntimamente conectadas─. Como sabemos, los perros son animales de rutina: que las cosas se hagan en el mismo orden todas las veces les ayuda a reducir el estrés y a vivir más felices.

Ya que esta es una de las actividades más repetitivas, es fundamental que exista una rutina clara alrededor de ella. Mantener un horario de comida estable también ayudará a evitar accidentes y te hará más fácil entrenarlos para ir al baño a las horas y lugares indicados. Por eso, hoy te traemos algunos consejos que te podrán ayudar.

¿Cuántas veces al día hay que darles de comer?

Un perro adulto debe comer, al menos, dos veces al día (a primera hora de la mañana y al final de la tarde). Si tienes tiempo puedes darle de comer tres veces al día, dividiendo respectivamente su ración diaria. Para los cachorros de menos de cinco meses de edad, es necesario comer al menos tres veces al día. Recuerda que debes darles de comer a las mismas horas todos los días, así su digestión será estable. Colócale su plato a la misma hora todos los días, y retíralo 15 minutos después, haya comido o no, así le incentivarás a valorar el horario.

¿En dónde hay que darles de comer?

Otra cosa muy importante es su lugar de comida. Así como tú acostumbras comer en la mesa, y usualmente te sientas en el mismo puesto (al menos así pasa con la mayoría de personas), para tu amigo peludo también es importante comer en el mismo lugar y en su propio plato. El lugar de comida es importante en la estructura de su rutina. Cuando se acostumbra a un lugar, se siente seguro y cómodo, evitando que se aproxime a la comida con temor, sobreexcitación o posesividad; así te evitarás problemas que pueden tener repercusiones en su relación contigo y en su digestión. Es lo mismo que las idas al baño: así como quieres que haga sus necesidades en el mismo lugar, debe comer siempre en el mismo lugar.

Recuerda que nunca, por ningún motivo, debes darle comida de la mesa; este tipo de acciones rompen su rutina y luego se convierten en problemas de conducta. Como ya sabes, los problemas de conducta te llevan a que lo disciplines, y eso no le gusta. Así que, respeta su rutina en las actitudes que quieras premiar y rompe su rutina en las actitudes que quieras corregir (como mencionamos hace unos meses acerca de la ansiedad por separación).

Acompáñalos a ser felices, ayúdalos a ser felices.

Comment